Cómo hacer un puro con hojas de tabaco: Guía detallada

El proceso para armar un puro con hojas de tabaco contiene muchas etapas, pero no por ello se trata de una tarea imposible.

Cada uno de los pasos que conforman al procedimiento tienen muchas aristas que se deben tener en cuenta para que el resultado final sea exitoso.

De ese modo, no solo hay que ensamblar el puro, sino que también es importante saber cómo preparar las hojas del tabaco.

En ese marco, en DistriOks se compartirán todos los detalles de una guía detallada para develar cómo hacer un puro con hojas de tabaco.

Preparar las hojas de tabaco

Mojar las hojas de tabaco

Las hojas del tabaco tienen que humedecerse con una niebla fina de agua o humidificador. Para ello, se deben colocar en una bolsa grande de plástico con un poco de agua. 

Según el tipo de hoja, se determinará la cantidad de agua y el tiempo necesario para cumplir con esta parte del proceso.

Aquellas hojas que son muy secas necesitan más agua que las que no lo están tanto.

Elegir las envolturas

Se debe elegir correctamente las envolturas. Estas son más delgadas, más grandes y más maleables que otras hojas usadas en el puro.

Cortar la vena central de las hojas de la envoltura

Se encuentra en el centro de la hoja y la atraviesa hasta la punta. Hay que cortarla verticalmente a lo largo para que la envoltura sea suave.

distribuidora mayorista de tabaco

Elegir el unificador

Gracias a este, las hojas de relleno serán contenidas antes de ser cubiertas por la envoltura. Para ello se perfilan como la mejor opción las hojas de grado medio, ya que están más intactas que el resto. Al igual que el paso anterior, también hay que cortarlas a lo largo.

Elegir el relleno

El relleno debe introducirse en el núcleo más interno del puro y se encuentra rodeado de la hoja unificadora.

Para armar el relleno se puede optar por pedazos más chicos y finos. Se aconseja usar hojas estéticamente deficientes y más secas que la unificadora o la de envoltura. No obstante, deben ser flexibles.

Es importante elegir bien el relleno e ir probando alternativas para detectar cuál es el que mejor aroma y sabor le aportan al puro.

Ensamblar el puro

Agrupar las hojas de relleno en un manojo

Como primer paso se debe agarrar un puñado de hojas enrolladas, cuyos extremos salgan de tu mano apretada. El puro suele tener un promedio de entre 13 y 18 centímetros de largo, de acuerdo a los gustos personales. 

Leer más:  ¿Cómo hacer tabaco para mascar casero?

hoja de tabaco enrolar

Se recomienda poner las hojas más gruesas en el centro del racimo e ir envolviendo con otras cada vez más finas, para que no se queme mientras se fuma. 

La cantidad de hojas de tabaco que posea el puro depende del gusto del fumador.

Colocar el ramo de relleno en una hoja unificadora

Poner la hoja unificadora boca abajo, de modo que las venas de la misma queden visibles. Luego, hay que inclinarla 45 grados a cada lado y asegurarse de colocar uno de los extremos del ramo de relleno en el extremo inicial de la unificadora perfilándose hacia el otro.

Cuando se ponga el ramo sobre la hoja unificadora no hay que apretar mucho. 

En casos de rellenos triturados, hay que poner la hoja unificadora de manera horizontal, con el lado venoso hacia arriba, y alinear la hoja unificadora como si se tratara de un solo ramo.

Enrolla la hoja unificadora

En este paso hay que doblar el extremo puntiagudo de la hoja unificadora de manera lenta sobre las hojas de relleno. Colocar el borde que se dobló por debajo del relleno.

Posteriormente, se debe jalar un poco de la hoja unificadora hacia uno mismo, de modo que se compriman, aunque no con mucha fuerza.

Continuar enrollando con la punta de los dedos con movimientos hacia arriba y sobre el cilindro. El movimiento debe ser en dirección contraria a tu cuerpo y mientras se hace desde un extremo hacia el otro para que sea parejo.

Mientras más se enrolle el puro, el cilindro quedará más perfecto. Puede ocurrir que haya que cortar los excesos de hojas si el puro quedó más largo de lo deseado.

Elegir la cabeza y el pie

El puro tiene dos extremos: el que se inhala, conocido como la cabeza; y el que se enciende, llamado pie. Se debe torcer la cabeza hasta que se forme una punta tosca. Para ello hay que girar el puro unas vueltas con una mano mientras se pellizca la cabeza entre los dedos pulgar, medio e índice.

Sellar la hoja unificadora

El siguiente paso es sellar la hoja unificadora con clara de huevo, pegamento para puros, Tragacanth o goma de guar. Cualquiera de estos elementos debe ser colocado en el borde inferior de la parte interior de la hoja, de modo que no se desarrollará.

hoja de tabaco

Poner la envoltura bocabajo en la mesa

En este paso se debe dejar la parte de la hoja que tiene las venas mirando hacia adentro al enrollar el puro.

Enrollar la envoltura

Hay que colocar la hoja de la envoltura en ángulo diagonal a uno y doblar el extremo puntiagudo de la hoja de la envoltura sobre el cilindro.

Luego, hay que meter el doble doblado por debajo de la hoja unificadora y enrollar. Es clave poner las puntas de los dedos sobre el puro semienrollado y seguir enrollándolo hacia afuera y orientándolo opuestamente a uno mismo.

Leer más:  ¿Cómo comprar tabaco al por mayor?

Desde el extremo puntiagudo, moverse de un extremo al otro y enrollar hacia el extremo cuyas características lo conviertan en el más ancho y redondo. 

Poner una capa ligera de pegamento para puros en el interior de la hoja de la envoltura mientras se enrolla. Con la otra mano, tirar de la envoltura para tensarla

Aplicar una tapa

Ahora llegó el momento de aplicar la tapa del puro. La misma se forma con los restos de la hoja de la envoltura y se fija en la cabeza del puro. Para pegarla se usa Tragacanth, pegamento para puros o goma de guar.

Del sobrante de la envoltura se debe cortar un pedazo en forma de “D”, el cual, en su borde largo debe contar con un cuarto de la longitud del puro. 

Del lado veteado de la tapa hay que ponerle pegamento. Tomar el puro de manera vertical y aplicar una esquina de la tapa en un ángulo oblicuo del puro.

Posteriormente, se debe enrollar la tapa alrededor del puro. El extremo de la tapa se pega con un poco de pegamento. Hay que pellizcarla de forma suave y girarla un poco para que la punta quede correcta.

Aplicar los toques finales

Este procedimiento consiste en secar el puro en una rejilla de secado durante 24 o 48 horas. La envoltura se ajustará al puro durante el secado.

De todos modos, se puede recortar el exceso de hojas con un cortapuros y darle el prensado final con una prensa de puros, entre otros pasos, para darle ciertos toques finales. 

Consejos y sugerencias para principiantes

Algunos de los consejos y sugerencias para principiantes son los siguientes:

  • La calidad y el sabor consistente de los puros lleva tiempo y conocimiento.
  • En casos en los que el puro se queme de manera desigual, puede ser que haya quedado la envoltura un tanto húmeda y demasiado gruesa.
  • Si quedan huecos entre la hoja unificadora y la envoltura puede ocurrir que no se queme la envoltura de forma adecuada. Si pasa esto, hay que enrollar el puro un poco más para que quede bien apretado.
  • Para detectar si un puro está bien enrollado – con las hojas centrales ardiendo de forma lenta- hay que ver que el pie tendrá forma de cono mientras se fuma.
  • Mientras se arma el puro no tiene que haber puntos duros o blandos, además de que las hojas deben estar distribuidas uniformemente.
  • No todos los puros se ven estéticamente perfectos. 
que es el tabaco
¿Qué es el tabaco?

Si estás interesado en saber qué es el tabaco, de qué planta proviene y algunas características técnicas, en esta nota Leer más

tabaco para armar
Tabaco para armar: todo lo que debes saber

¿Estás interesado en el tabaco para armar? Descubre todo lo que necesitas saber sobre esta tendencia en nuestra guía completa. Leer más

tipos de tabaco
Tipos de Tabaco: ¿Cuáles hay y cómo elegir?

¿Te interesa conocer los distintos tipos de tabaco que existen? En nota pretendemos orientarte y brindarte información detallada sobre los Leer más

origen del tabaco
Origen del Tabaco

El tabaco, una planta con profundas raíces en la historia y la cultura de las civilizaciones, es mucho más que Leer más

tabaco organico
¿Qué es el Tabaco Orgánico y Dónde Comprarlo?

El tabaco ha sido consumido durante siglos en diferentes formas, desde cigarrillos hasta puros. Sin embargo, en la era actual, Leer más

Comprando tabaco por mayor online
¿Cómo comprar tabaco al por mayor?

Si estás buscando proveedores de tabacos al por mayor, esta nota seguro que te va a interesar. Debido al crecimiento Leer más

Dejá un comentario